Las redes sociales en la atracción de talento

Para toda empresa es sumamente importante contar con el mejor talento, esto implica que los procesos de atracción y selección se lleven a cabo de la mejor manera posible. Por eso, todo Headhunter y profesionales de recursos humanos deben estar a la vanguardia y conocer las técnicas adecuadas, así como, las mejores herramientas digitales para recursos humanos, lo que le permitirá identificar y captar al talento idóneo que haga match con la Organización.

Reclutamiento 4.0

Una de las mejores herramientas para el proceso de atracción de talento son las redes sociales. Haciendo uso correcto de estas, se pueden establecer estrategias de employer branding para atraer el talento que necesita la organización, así mismo, se puede identificar mucho mejor cómo piensan ciertos candidatos, a través de lo que les gustan y comparten. De este modo, se puede saber si una persona tiene el potencial de ser el candidato ideal para una empresa, estableciendo, según sus redes sociales, si se encuentra en sintonía con lo que se busca.

Apoyarse en las diferentes redes sociales, es justamente lo que se busca en el reclutamiento 4.0 o Social Recruitment. Allí, no solamente se capta pasivamente personas cuando se requiere cubrir una posición vacante, sino que, además, permite de forma proactiva encontrar perfiles excepcionales para futuras oportunidades o proyectos que tenga la empresa. Pero ¿cómo se hace?

  1. Definir tu objetivo: tener claro el perfil que se busca, y en qué portal o red social se va a buscar. Algunas redes sociales o portales de empleo son más efectivos que otros a la hora de encontrar ciertos perfiles. Así mismo, se debe tener en cuenta la generación a la que va enfocada la estrategia de búsqueda, es decir, centennials, millenials o generación X.
  2. Adaptarse a la red social: adaptarse efectivamente a la forma en que se suele publicar contenido en dicha red. Es decir, en Instagram una imagen es lo primordial, por lo que convendría que si se publica una oferta se haga por medio de una imagen atractiva, en Twitter una redacción corta pero clara y llamativa, TikTok y YouTube, un video con la oferta presentada de forma dinámica y un contacto al cual comunicarse.
  3. Mantener una buena imagen: Es importante cuidar cómo se percibe el perfil de la empresa, puesto que es lo primero que ven los posibles aspirantes. Así, el tipo de contenido que se sube debe ser de calidad, de forma que la empresa se convierta en un referente en el área en que se especializa. Esto también implica subir contenido con regularidad para seguir conectado con los seguidores.
  4. El uso de anuncios: Con frecuencia es posible que, por un módico precio, la plataforma, el portal de empleo o la red social permitan lanzar publicidad de forma que el perfil de la empresa llegue a más personas o a un público objetivo.
  5. Guardar y actualizar continuamente los perfiles recolectados tanto pasiva como activamente en una base de datos para contar con una base de talento al cual acudir en caso de necesitar cubrir una posición en poco tiempo o de forma abrupta.

En la revolución digital, las herramientas y tecnologías de la información son grandes aliadas en la atracción de talento idóneo para los distintos cargos en cualquier organización. Es decir, que con el modelo de reclutamiento 4.0 los procesos de selección son más eficaces, menos agotadores y permiten mantener una imagen de la empresa como referente, un contacto continuo con una comunidad de posibles aspirantes y una reserva de talento a la cual acudir cuando se considere oportuno.