evaluacion 360 grados

Este tipo de valoración de desempeño es un proceso que permite la realización de una completa medición de competencias y objetivos de los colaboradores, con el fin de acompañarlos en la identificación sus fortalezas y áreas de oportunidad o mejora.

¿En qué consiste?

En primer lugar, la organización debe contar con un Modelo de Competencias adecuadamente definido y sus respectivos comportamientos observables por cada competencia. Así mismo, es indispensable que cada cargo tenga el perfil determinado bajo el modelo de competencias. Sin estos dos insumos, la evaluación no se puede llevar a cabo.

Con el diccionario y los perfiles de cargo por competencias, se elabora el instrumento de evaluación, el cual debe ingresarse a una plataforma tecnológica especializada para evaluación 360°. Adicionalmente, desde el Área de Talento Humano se elabora un documento denominado “Árbol de Relación”, el cual contiene información relacionada con evaluadores y evaluados, es decir, “quién evalúa a quién”.

¿Pero cuáles son los beneficios de realizar una evaluación 360°?

  • Mayor objetividad, ya que no se limita a la visión del líder inmediato, sino a la visión de varias personas (Autoevaluación, pares, colaboradores, cliente interno)
  • Mejora las relaciones laborales y el trabajo en equipo.
  • Motiva a los empleados a tener un mejor desempeño laboral.
  • Refuerza la cultura y los valores de la empresa.
  • Ayuda a identificar de forma objetiva necesidades de desarrollo y formación.

Importancia de aplicar esta evaluación en la empresa

Es indispensable explicar este tipo de técnicas evaluativas a cada uno de los trabajadores de la siguiente manera: cómo funciona, para qué sirve y por qué es importante y beneficiosa tanto para los empleados, como para la empresa en su totalidad. El beneficio de esto es ofrecer retroalimentación a las personas, orientándolas hacia la mejora y el desarrollo.

Por otro lado, hay que destacar el valor positivo que tiene esta herramienta de gestión para que se registre un crecimiento a nivel organizacional y en los equipos de trabajo. Para tener el éxito asegurado en este tipo de evaluaciones, hay que saber sensibilizar a los colaboradores y enfocarla hacia el desarrollo y la mejora continua.

Finalmente, después de que tengas en tus manos todos los resultados de la evaluación, hay que realizar un análisis profundo de estos, y elaborar los respectivos indicadores por áreas, familias de cargos y generales. Esto, permitirá implementar los planes de mejora.

La conversación personalizada debe resaltar en este proceso para hacerle saber a la persona evaluada que vas a emprender un plan para potenciar sus capacidades y fortalecer, al mismo tiempo, las posibles áreas de mejora que se identificaron en el informe.

Para finalizar el diagnóstico evaluativo, tienes que analizar todos los resultados que obtuvieron cada uno de los empleados y, posteriormente, hay que preparar un proyecto de crecimiento y fortalecimiento empresarial a través de desarrollo colectivo e individual.