Clima organizacional: Indicadores y cómo medirlos

Clima organizacional

La medición de clima organizacional analiza elementos decisivos como la situación de la empresa, el ambiente de trabajo, la cultura organizacional y otras circunstancias. Veamos más sobre cómo aprovechar este factor.

¿Qué es la medición del clima organizacional?

Con ella se busca establecer la efectividad de las estrategias procedentes del área de recursos humanos. Por lo general, consiste en realizar encuestas acerca de factores que influyen en el desempeño laboral y van dirigidas a los empleados de tu compañía con el propósito de analizar cada una de sus opiniones.

Las encuestas pueden ser realizadas en papel o en formato electrónico. Sin embargo, lo esencial es que las respuestas sean manejadas de manera anónima y que se asegure su confidencialidad.

De ese modo, los empleados se sentirán tranquilos dando sus opiniones y se librarán del miedo de pensar que enfrentarán problemas con sus superiores. Si quieres que tus trabajadores se animen a participar, podrías incentivarlos con alguna clase de estímulo.

Los resultados deben ser evaluados por expertos en el área quienes luego darán las sugerencias que puedan servir para mejorar las estrategias empleadas por recursos humanos.

Algunos elementos a tratar en la encuesta deben girar en torno a los objetivos de la empresa, al área de trabajo, al funcionamiento de las estrategias y a la misión y visión que proyecta la compañía.

Los indicadores del clima organizacional

Hay ciertos indicadores que debes tener presentes al medir el ambiente laboral. Presta atención a cada uno de ellos:

  • Liderazgo

En la organización un liderazgo adecuado, mejora el clima laboral, disminuye los problemas entre compañeros y aumenta la competitividad y motivación.

  • Identidad

Generar unión entre los trabajadores y la organización, ya que existe un sentimiento de pertenencia hacía los valores de la empresa y tu marca.

  • Conexión entre trabajadores 

Las relaciones entre compañeros dentro de la empresa se fundamentan en el respeto, la confianza y la comprensión. Si esto existe, hay mejoras en el rendimiento laboral.

  • Condiciones físicas del trabajo 

El lugar de trabajo de tus empleados debe ser un sitio cómodo, organizado y reconfortante. Así observarás a un grupo contento, creativo y entregado.

  • Recompensa y reconocimiento

Es útil para establecer el nivel de aceptación que tienen tus trabajadores. A medida que los recompensas y reconoces por su trabajo realizado en la organización. Existen dos tipos de recompensas: 

  1. Recompensas en especie: se da en forma de productos, descuento o regalos. 
  2. Recompensas en dinero: se da por medio de incentivos y comisiones monetarias.

Por otra parte, el reconocimiento debe ser directamente proporcional a las labores hechas por el trabajador.

  • Oportunidades de desarrollo profesional 

Verás a un grupo de trabajadores esforzándose al ofrecerles la oportunidad de escalar profesionalmente dentro de tu compañía. 

  • Igualdad de oportunidades 

La equidad es algo que se puede palpar muy fácilmente. Esto favorece en gran manera el ambiente laboral de toda empresa. 

¿Cómo medir los indicadores para entender el clima organizacional? 

El método común para medir el clima organizacional es realizar encuestas. Para llevarla a cabo toma en cuenta los siguientes pasos:

  1. Determina tu objetivo. Tienes que plantearte qué quieres obtener con la encuesta, los sectores que vas a abordar y comunicar a tus trabajadores el propósito del estudio para que se sientan libres de contestar.
  2. Crea la encuesta. Puedes apoyarte en compañías especializadas en la elaboración y puesta en práctica de estas.
  3. Reparto de la encuesta. Apóyate en plataformas de distribución de encuestas y en los canales de comunicación online, como los correos electrónicos.
  4. Análisis de las respuestas. Tendrás que implementar herramientas para analizar las encuestas por medio gráficos y tablas o bien apoyarte en especialistas que te ayuden en la evaluación.

Medir el clima organizacional es vital para realizar los cambios que permitan mejorar el ambiente laboral. Solo así tu empresa tendrá el éxito que buscas.