El impacto del outplacement en el Employer Branding de la Organización

Procesos del outplacement en una organización

Una estrategia para fortalecer la marca empleadora de tu empresa/employer branding son los procesos de Outplacement o transición de carrera del colaborador. Si existe este interés por parte de tu organización, es importante que tengas en cuenta qué significa y cómo puedes implementarlo.

¿Qué significa Outplacement y por qué es importante?

Este proceso se traduce de forma literal, como “Reubicación”. Significa que las compañías se dedican a acompañar a el colaborador que será desvinculado laboralmente, en su proceso de “reubicación laboral”.

Este proceso permite que los colaboradores o excolaboradores, sigan teniendo una buena imagen de la empresa ante una posible reestructuración, fortaleciendo así, el Employer Branding. Adicionalmente, este mecanismo busca dar un acompañamiento de profesionales expertos para que el colaborador desvinculado pueda encontrar una nueva oportunidad, ya sea laboral o de emprendimiento, en el menor tiempo posible.

¿Qué es y para qué sirve el Employer Branding?

En este punto, conviene entender este concepto, para ver cómo puede ayudar aplicar la estrategia anteriormente mencionada. Básicamente, el Employer Branding implica evaluar todos los mecanismos para tener una imagen empresarial positiva. Si bien será imposible controlar las críticas, sí que es cierto que existen ideas para mejorar la visión que los demás tienen de la empresa.

El área de Talento Humano se encarga de que todas las actividades estén planificadas, no solamente para ser productivas, sino también para que puedan generar una buena impresión en los demás. Nos referimos a los consumidores por una parte y a los propios empleados por la otra, quienes incidirán en la percepción sobre la Organización.

Pensar estratégicamente en distintos planes para optimizar el Employer Branding será de gran ayuda, y los procesos de outplacement no serán la excepción.

La importancia de la imagen corporativa en los excolaboradores

Como podemos observar, el Employer Branding tendrá una clara incidencia en los excolaboradores. Adicionalmente, otro de los grandes beneficios de los procesos de outplament, es que la empresa ganará una imagen socialmente responsable. Por lo tanto, este proceso de transición de carrera para los colaboradores desvinculados, no es un gasto, es una inversión que beneficiará a ambas partes.

A continuación, contamos algunos beneficios de este proceso:

  • Atraes inversiones. La imagen institucional es clave a la hora de poder mejorar las inversiones. Si tienes demasiadas críticas, las grandes empresas posiblemente prefieran optar por la competencia.
  • Mejoras tus ganancias. Si los consumidores se enteran de tus buenas acciones, es posible que quieran comprarte productos. Lo vemos a diario, cuando hay ciertas compañías que tienen gestos “desinteresados”.
  • Generas buen clima laboral. Los actuales colaboradores tienen que sentirse cómodos para mejorar la productividad. Si tienes un mal trato con ellos o hay críticas desde el exterior o el interior, posiblemente la productividad disminuirá.
  • Personal cualificado querrá trabajar contigo. Las empresas con mejores empleados hacen la diferencia. Cuando piensas en las compañías más importantes, en todas hay un factor en común: tienen una buena imagen institucional. Mejórala y verás cómo aumenta tu prestigio.

En definitiva, cualquier organización de prestigio necesita implementar estrategias a largo plazo que le permitan mantener su posición y consolidarse como una de las mejores en términos de referencias de los demás.

Al implementar planes de Employer Branding, pensados especialmente para reinsertar y contener a tus extrabajadores, lograrás mejorar tu imagen corporativa.

Si quieres conocer más de los procesos de Outplacement, en LG Consultores ofrecemos un servicio a medida el cual se ajusta al presupuesto de tu organización. No dudes en contactarnos.